JESÚS ES TU PROVISIÓN

Praise

JESÚS ES TU PROVISIÓN

 

JESÚS ES TU PROVISIÓN

Jesús es el único que puede responder
a tus necesidades más profundas

¡Jesús es tu provisión! Sabemos que Jesús vivió en Galilea, Palestina, durante el primer siglo de nuestra era. Él vivió en la historia y esto es importante. Sin embargo, debemos ir más allá de un conocimiento superficial y llegar a un conocimiento que pertenece a un nivel mucho más rico y profundo. Debemos tener una relación personal profunda con Jesús como persona. Jesús no sólo vivió y caminó en Galilea hace 2000 años. Él es nuestro Señor resucitado y que vive, con quien podemos disfrutar una relación espiritual íntima en este mismo momento. Podemos conocer a Jesús como si fuera nuestro contemporáneo.

Jesús desea conocerte personalmente y responder a tus necesidades espirituales más profundas a través de su provisión infinita. Él puede responder a cada una de tus necesidades, tanto ahora como para la eternidad: “Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús (Filipenses 4:19).

Busca en tu propio corazón y en tu propia vida ¿Cuáles son tus anhelos espirituales? ¿Qué es eso que tu corazón busca y que no puedes ni siquiera articular?

Querido amigo, Jesús puede satisfacer tus anhelos espirituales. Como Pascal dijo correctamente, existe un vacío dentro de cada uno de nosotros con la forma de Dios, que sólo Dios puede llenar. Dios llena este vacío interno y esta necesidad a través de Jesucristo. Él realmente nos satisface.

Por favor, ve a un lugar en el que puedas estar a solas, un lugar tranquilo en el cual no te interrumpan.

Busca a Jesús mismo, a medida que vayas leyendo las siguientes preguntas y respuestas, que corresponden a las propias palabras de Jesús. Deja que Él responda a todas tus necesidades y llene tu espíritu de Él mismo.

Y ahora abre tu corazón a Jesús y a las palabras que Él tiene para tí.

  • ¿Hay alguien que pueda darme consuelo y me ayude a descansar de las cargas que yo llevo?

Jesús dijo: “Venid a mí todos lo que estáis cansados y cargados y os haré descansar, tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y hallareis descanso para vuestras almas” (Mateo 11:28-29).

  • ¿Existe alguien a quien yo pueda verdaderamente conocer y que realmente quiera conocerme?

Jesús dijo: “Yo soy el buen pastor y conozco a mis ovejas y las mías me conocen” (Juan 10:14).

  • ¿Existe alguien a quien pueda tener como un verdadero e íntimo amigo?

Jesús dijo: “Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando” (Juan 15:14).

  • ¿Dónde puedo encontrar a alguien que me ame profundamente?

Jesús dijo: “Como el Padre me ha amado así también yo os he amado, permaneced en mi amor” (Juan 15:9).

  • ¿Cómo puedo continuar experimentando el maravilloso amor de Jesús?

Jesús dijo: “Si guardáis mis mandamientos permaneceréis en mi amor” (Juan 15:10).

  • ¿Cómo puedo experimentar el amor y la presencia de Dios?

Jesús dijo: “Si alguno me ama guardará mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos con él morada” (Juan 14:23).

  • En este mundo de filosofías confusas, ¿dónde puedo encontrar la verdad espiritual?

Jesús dijo: “Yo soy la verdad” (Juan 14:6).

  • ¿Puedo experimentar la plenitud de la vida?

Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida en abundancia” (Juan 10:10).

  • ¿Pueden mi hambre y mi sed espiritual ser satisfechos?

Jesús dijo: “Yo soy el pan de la vida, el que viene a mí no tendrá hambre y el que cree en mí nunca tendrá sed” (Juan 6:35; cf. 7:37).

  • ¿Quién me puede dar verdadero refresco espiritual en la vida?

Jesús dijo: “Pero el que bebe del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota vida eterna” (Juan 4:14).

  • ¿Puedo librarme de mi pecado?

Jesús dijo: “Así que, si el hijo os hace libres, seréis realmente libres” (Juan 8:36).

  • ¿Cómo puedo evitar el Juicio de Dios por mis pecados?

Jesús dijo: “El que oye mi palabra y cree al que me envío tiene vida eterna y no viene a condenación sino que ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24).

  • ¿Cuál es el único camino a Dios el Padre?

Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6).

  • Yo le temo a la muerte ¿Cómo puedo evitar la terrible muerte espiritual y eterna?

Jesús dijo: “En verdad os digo que si alguno guarda mi palabra, no verá jamas la muerte… el que cree en mí aunque muera vivirá y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás” (Juan 8:51-56; 11:25-26).

  • ¿Cómo puedo vivir para siempre?

Jesús dijo: “Yo soy el pan vivo que descendió del cielo, si alguno come de éste pan vivirá para siempre” (Juan 6:51; 14:19).

  • ¿Puedo estar seguro de que esta vida para siempre será mía?

Jesús dijo: “Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida” (Apocalipsis 2:10).

  • ¿Cómo puedo evitar la oscuridad espiritual?

Jesús dijo: “Yo, la luz, he venido al mundo para que todo el que cree en mí no permanezca en tinieblas” (Juan 12:46).

  • ¿Cómo puedo tener luz espiritual?

Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me siga no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12).

  • ¿Dónde puedo encontrar la puerta de salvación y la verdadera seguridad?

Jesús dijo: “Yo soy la puerta; si alguno entra por mí, será salvo y entrará y saldrá y hallará pasto” (Juan 10:9).

  • ¿Cómo puedo enfrentar el estrés y las dificultades en mi vida?

Jesús dijo: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación, pero confiad yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

  • ¿Cómo puedo tener paz espiritual en este mundo de tormento?

Jesús dijo: “La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” (Juan 14:27).

  • ¿Puedo hallar la alegría verdadera en esta vida de dolor?

Jesús dijo: “Estas cosas os he hablado para que mi gozo esté en vosotros y vuestro gozo sea perfecto y vuestro corazón se alegrará y nadie os quitará vuestro gozo” (Juan 15:11; 16:22).

  • ¿Cómo puedo tener el Espíritu Santo?

Jesús dijo: “Y yo rogaré al Padre, y Él les dará otro consolador para que esté con vosotros para siempre; es decir, el Espíritu de verdad… Si me voy, os lo enviaré” (Juan 14:16-17; 16:7).

  • ¿Puede realmente Jesús identificarse conmigo personalmente?

Jesús dijo: “Porque cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre” (Mateo 12:50).

  • ¿Puedo estar seguro de que Dios me aceptará gracias a Jesús?

Jesús dijo: “Por tanto todo el que me confiese delante de los hombres yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10:33).

  • ¿Existe alguien que realmente tiene toda autoridad, en este mundo que parece estar fuera de control?

Jesús dijo: “Y acercándose, Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra” (Mateo 28:18).

  • ¿Puedo vivir mi propia vida y aun así tener seguridad espiritual?

Jesús dijo: “Porque el que quiere salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí y del Evangelio, la salvará” (Marcos 8:35).

  • ¿Cómo puedo ser un seguidor verdadero de Jesús?

Jesús dijo: “Si vosotros permanecéis en mis palabras verdaderamente, sois mis discípulos” (Juan 8:31).

  • Temo que las personas me rechacen si sigo a Jesús. ¿Cómo podría responder a este trato?

Jesús dijo: “Bienaventurados sois cuando los hombres os aborrecen, cuando os apartan de sí, os colman de insultos, y desechan vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre. Alegraos en ese día y saltad de gozo, porque he aquí, vuestra recompensa es grande en el cielo” (Lucas 6:22-23).

  • ¿Cómo puedo ser espiritualmente fructífero en la vida?

Jesús dijo: “Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15:5).

  • ¿Puedo estar seguro de la presencia de Jesús a lo largo de mi vida?

Jesús dijo: “Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fín del mundo” (Mateo 28:20).

  • ¿Puedo realmente morar en el paraíso después de esta vida en la tierra?

Jesús dijo: “Al vencedor le daré de comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios” (Apocalipsis 2:7).

  • ¿Puedo estar seguro de recibir un lugar en el cielo?

Jesús dijo: “Voy a preparar un lugar para vosotros… vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros” (Juan 14:2-3).

  • ¿Puedo estar seguro de tener finalmente la victoria a través de Jesús?

Jesús dijo: “No temas, yo soy el primero y el último, y el que vive, y estuve muerto y he aquí, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo la llave de la muerte y del Hades” (Apocalipsis 1:17-18).

  • * * * *

Estimado amigo, ¿pudiste identificarte con las preguntas anteriores y recibir aliento de las respuestas del Señor?

Recuerda que estas respuestas de Jesús no son palabras muertas, sino verdades vivas de autoridad y poder. Son palabras para ti. Jesús declaró: “Las palabras que yo os he hablado, son espíritu son vida” (Juan 6:63). Él nos asegura que “El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán” (Mateo 24:35). ¿Estas dispuesto a creer, recibir y obedecer estas palabras?

El mundo, con toda sus atracciones, no puede realmente satisfacer nuestras necesidades genuinas. Es una locura ir detrás de los pasatiempos vacíos, de las persecuciones y placeres temporales de un mundo que está bajo juicio. Lo físico y lo material no pueden responder a nuestra búsqueda espiritual. El placer sexual, el refugio en drogas y bebidas, la acumulación de riquezas y cosas materiales, el ejercicio del poder mundano, el logro de la fama y del éxito en la tierra, el obtener educación secular y cualquier otra búsqueda mundana, dejarán a la persona vacía, sin un verdadero significado y sin ninguna satisfacción duradera. Solamente lo espiritual, cubrirá nuestras necesidades internas básicas, sólo Jesús puede ofrecer soluciones espirituales para nuestro dilema espiritual.

Jesús es tu provisión. Él puede cubrir y proveer para todas tus necesidades espirituales verdaderas. Él se entrega a sí mismo, completamente, derrama su gracia abundantemente y satisface los anhelos más profundos del corazón humano. A aquél que está apenado y afligido, Él le da consuelo y descanso. Para aquél que se siente solo, Él es un verdadero amigo. A aquél que está confundido, Él le da paz en la mente y dirección en la vida. A quien es ignorante, Él le da sabiduría espiritual. A aquél que es culpable, le ofrece perdón. A aquél que está muerto espiritualmente, Él le da vida eterna. A aquél que está desesperado y sin esperanza, Él lo bendice con esperanza en un hogar celestial.

Jesús es amigo, salvador, redentor. Él es el Pastor de las almas y el Señor sobre todo. Él es el reconciliador con el Padre y Aquél que perdona nuestros pecados. Él es tanto hombre como Dios. Él es nuestro creador y quien nos sostiene. Él es mucho más de lo que puedes haberte imaginado; y a medida de que se aprende más acerca de Él, siempre habrá más por aprender. Él es una fuente inagotable que puede satisfacer todo lo que necesitamos y nunca se acabará. Jesús te ama más de lo que tú podrás saber jamás. Él desea que vengas a Él, para que te sientas completo en Él.

Si podemos brindarte mayor ayuda, hablándote más acerca de Jesús, la previsión para cada una de nuestras necesidades, por favor, escríbenos.

Si tienes comentarios sobre los pensamientos presentados en este pequeño libro, por favor háznoslo saber, nosotros somos tus servidores por amor a Cristo (2 Corintios 4:5).

Richard Hollerman

 

Comments are closed.