Dime la verdad

¡ Dime la Verdad!

¡ Dime la Verdad!

Si eres mi amigo, si estás preocupado por mi alma, dime la verdad. No me halagues. No alabes mis virtudes mientras guardas silencio acerca de mis vicios. No temas que la verdad me vaya a ofender. No atesores nuestra amistad por encima de mi salvación. No creas que ignorando mis pecados puedes ayudarme. No creas que cerrando los ojos ante mis pecados vas a demostrar ser generoso. No importa como reaccione, ni cual sea mi actitud para contigo después…

¡DIME LA VERDAD!

Porque la verdad y sólo la verdad puede liberarme de las cadenas del pecado, fortalecerme en el camino de la rectitud y guiarme hacia la alegría del cielo. Si estoy dudando, si soy débil, si he perdido el entusiasmo, si soy indiferente, irresponsable; si estoy sumido en un pecado; si he sido atraído por los placeres del mundo; si he abandonado mi primer amor que es Cristo; si me he desviado del camino erradamente, o si no he hecho ninguna de estas cosas, pero simplemente necesito crecer en conocimiento y entonces ser edificado…
¡ DIME LA VERDAD!

(B. Crews)

 

Comments are closed.